Close
k

Projects

Contact

News

Let's connect

Vic Achával: La mujer detrás del fuego

Es cocinera y emprendedora. En una charla con Gallaretas, presenta Derribando Mitos, su proyecto que atrapa a todos los fanáticos de la cocina. 

Vic Achával: La mujer detrás del fuego

Cocinar a las brasas es un clásico argentino, aquel que se hereda y no se discute. El que tantas alegrías nos trae. Hoy, aquella escena gastronómica está en auge, y de ella surge una nueva tendencia a la hora de prender el fuego, combinando la forma tradicional con ingredientes alternativos, dándole al asado, un toque gourmet. 

Así es como Victoria Achával, encontró en el fuego, una mística especial, una energía cautivante, y el elemento principal que le daría vida a su nuevo emprendimiento culinario, apodado como “VIC”. Devenido en una página de Instagram, comparte allí recetas, ideas e historias con sus seguidores, dejando boquiabiertos a todos los amantes foodies. De esencia simple y pura, propone explorar sabores y alimentos de gran potencial, todo un desafío espectacular. 

Mientras su cuenta crece a pasos agigantados, desde hace unos meses sumó a su propuesta los workshops “Derribando Mitos”. Una iniciativa de vanguardia que busca generar experiencias en los comensales, a través de encuentros abiertos y dinámicos donde se los invita a cocinar desde el plato de entrada, hasta el postre, eso sí, todo a las brasas. 

Vic Achával: La mujer detrás del fuego

Vicky nació en Buenos Aires, es Licenciada en Diseño de Indumentaria y madre de tres hijos varones. Si hay algo que la caracteriza, es la creatividad y la pasión por todo lo que hace. Durante diez años tuvo una marca de ropa de noche y vestidos de novia que se llamaba “Nueve Uno Siete”. Cuando su socia le contó que se iba a vivir a otro país, decidieron cerrar el local, y casi sin darse cuenta, se reinventó.

 EL FUEGO: VOLVER A LOS ORÍGENES

¿Quién es Vic Achával? 

Soy una mujer que ama lo que hace. La pasión y la intriga me mueven. No encuentro nada más gratificante que aprender. Soy emprendedora.

¿Y Derribando Mitos? 

Es un espacio abierto donde invito a todos a cocinar, desde la entrada hasta el postre en las brasas. Al principio empezamos siendo extraños, pero siempre terminamos compartiendo risas y recetas entre medio de una riquísima comida, sentados en una mesa larga repleta de gente que ama comer. Al final, es como si nos conociéramos de hace años. Encuentro fascinante el postre a las brasas y ni hablar los vegetales. Se pueden hacer innumerables recetas. 

¿Cómo definirías esta propuesta?

Es una experiencia gastronómica distinta donde todos aprendemos y compartimos el amor por el fuego.

Vic Achával: La mujer detrás del fuego

¿Cómo surgió la idea del nombre? ¿Qué querés transmitir a través de él?

Creo que sería bueno gastar menos energías en etiquetar los espacios y las personas. Derribando mitos habla de eso, de no quedarte solo en el exterior de las cosas, de animarte a ir al fondo de todo.

¿De dónde nace tu amor por la gastronomía?

Mi mamá es una gran cocinera y tengo recuerdos de una infancia llena de historias en la cocina. Sin embargo, no cociné hasta que me fui a vivir a Nueva York. Tenía 21 años y me di cuenta de que no me quedaba otra más que cocinar. No tardé mucho en enamorarme de sus contrastes y sabores. Creo que fue ahí donde aprendí que la cocina no es solo “preparar algo para comer” sino es compartir tu origen, tu historia y el respeto por los demás.

¿Y por las brasas?

El fuego, y propiamente el asado, logra reunirnos cada fin de semana, generando que todo problema que arrastramos durante la semana, pase a un segundo plano. Aquel habla de nosotros como pueblo. Del respeto a la materia prima, el tiempo, la dedicación, el mate, el vino, la familia. Es un momento sagrado. Adoro enseñarles esa tradición a mis hijos.

Vic Achával: La mujer detrás del fuego

¿Qué te inspira?  

VIC me empuja a buscar nuevos sabores y formas todos los días. La inspiración la encuentro en todos los que hacen las cosas con pasión. Me parece que ahí está la diferencia. Me inspiran Francis Mallmann, Jamie Oliver y Osvaldo Gross, entre otros.

¿Qué tipo de chef sos? 

No soy chef, soy cocinera.

¿Cómo te definirías?

Soy una persona emprendedora y apasionada por el buen gusto y el detalle. Llegué a la conclusión de que cocino tal como diseño y dibujo, considero que al final son todas formas parecidas de expresarme, porque siempre hago hincapié en el detalle y en la materia prima.

¿Algo que te caracterice? 

Siento que tengo mucha habilidad en las manos. Todo lo que pueda hacer con ellas me fascina. 

¿Qué significa el fuego para vos? 

El fuego es el comienzo de todo. Sin él seguiríamos siendo animales. El fuego nos permite cambiar de forma las cosas, crear. Es mi cable a tierra, es volver a cero.

¿Tu especialidad? 

Picaña al gancho.

¿Un esencial al momento de cocinar? 

Un buen vino.

¿Un infantable en tu cocina? 

Aceite de oliva. 

¿Un hobby?

Algo que me da mucha paz es dibujar, puedo estar horas haciéndolo.  

¿Cómo considerás el paladar de los argentinos? 

Somos una mezcla de culturas fascinantes. También me gusta que a falta de ingredientes jugamos con lo que tenemos.

¿Proyectos para el 2020? 

¡Muchos! Pero me gusta ir día a día, e ir viendo hacia dónde me van “llevando” las cosas. 

¿Un menú ideal? Y, ¿En qué contexto? 

Costillar en el campo. Ir salando con una rica salmuera y que el tiempo se transforme en tu aliado. 

Tips para prender un buen fuego. 

Yo uso dos piñas envueltas en papel de diario, con varillas de madera blanda arriba. Sobre eso espinillo. Una vez que prende, agregar quebracho blanco.

Tus cinco elegidos para hacer a las brasas. 

  1. Picaña al gancho. 
  2. Mollejas crocantes con limón.
  3. Matambrito de cerdo en todas sus formas.
  4. Vacío.
  5. Zapallo cabutia al rescoldo. 
RECETA: EMPANADAS DE ASADO

Una cosa muy nuestra 

Sin dudas, es otro de los platos infaltables en las mesas argentinas. Ese clásico que da el presente en cualquier reunión de amigos, o el que te acompaña al paso, o bien, aquel que te saca el antojo los domingos a la noche. De cualquier manera, siempre es lindo saborear ese gustito, ese que tanto nos representa. 

Para Vicky: “Lo genial de las empanadas es que las podés tener hechas en el freezer, y siempre hay un motivo para disfrutarlas. Mis preferidas son con tapa de asado o con un buen vacío, pero obvio que las podés hacer con cualquier corte”. 

PARA LA MASA:

INGREDIENTES 

1 kg de harina 0000
2 cucharadas de sal
200 gr de manteca caliente
250 gr de agua bien caliente
2 cucharadas de sal diluidas en el agua

 

PROCEDIMIENTO

  1. Amasar hasta que esté en temperatura ambiente.
  2. Separar en diferentes bollos.
  3. Estirar cada bollo, colocar un plato chico por encima y cortar con un cuchillo el borde restante, para obtener una tapa de empanada prolija.

 

PARA EL RELLENO:

Te recomiendo las sobras de asado para el relleno, son especiales para esto. Y ni te cuento si son de vacío. 

  1. Salteá cebolla con aceite de oliva (mucha cebolla… es lo que hace que sean jugosas) y agregale un caldito de carne.
  2. Agregá la carne cortada a cuchillo + 1 cucharada generosa de pimentón ahumado, sal y pimienta + 1 taza de salsa pomarola + 1/2 taza de aceitunas machucadas y listo.
  3. Dejá que se enfríe bien el relleno (mejor de un día a otro en la heladera) y armá las empanadas con la masa. 

¿Cómo cocinarlas? 

  • Freilas en aceite bien caliente hasta que se doren y esté cocinada la masa. 
  • Al horno, las pintas con huevo por arriba. El secreto para que no se te abran… es que la asadera en donde cocines las empanadas, esté precalentada. 

También le podes agregar pasas de uva, papa, aceitunas, cebolla de verdeo… ¡lo que a vos más te guste! Vas a ver que las vas a amar. 

 

Por Melanie Shulman

Fotos: Archivo Vic Achával 

 

CONTACTO: 

Instagram: @vicachaval

Web: www.vicachaval.com

Post a Comment