Close
k

Projects

Contact

News

Let's connect

Viaje liviano y con estilo

Por Camila Iara Hess

El primer consejo que siempre se da para viajar, es sentirse y estar cómodo, fresco, pero ¿por qué dejar el estilo de lado? Siempre se puede seguir las últimas tendencias y estar relajado al mismo tiempo.

Cuando llega el verano elegir el look ideal de viaje se complica mucho más, por el calor que se siente en las calles, la incomodidad de moverse con todas las valijas y bolsos, y luego el drástico cambio de clima en los aeropuertos y aviones a un total frío. Por esa razón hay que seleccionar prendas que se puedan adaptar a los cambios de temperatura.

En los vuelos de larga distancia se puede llegar a encontrar cualquier tipo de estilo, desde pasajeros que van en pijama hasta hombres con traje y mujeres con taco aguja y vestido. Claramente, no hay un código establecido de vestimenta, pero nunca está demás sentirse cómodo y a la moda.

La ropa amplia cumple con los requisitos de comodidad, hay que intentar evitar todo tipo de prendas demasiado ajustadas, ya que el viaje de larga distancia suele generar fastidio o incomodidad, entonces hay que reducir al mínimo cualquier tipo de molestia. Las remeras holgadas, largas estilo “boyfriend” conservan un estilo particular. Los jeans o pantalones chupín no son los más recomendados para estas ocasiones, pero si las calzas, pantalones sueltos (de lino por ejemplo), o joggins al cuerpo.

Otro consejo para tener en cuenta, es llevar algún abrigo en el bolso de mano. Las temperaturas arriba del avión suelen subir, y aunque esté la posibilidad de apagar el aire acondicionado personal, el ambiente continuará fresco durante todo el vuelo.

El calzado también es importante. Unos borcegos o zapatillas amplias y abrigadas son la mejor opción. Lo primero en congelarse en pleno viaje son los dedos de los pies. Llevar un par de medias demás para utilizar dos pares durante el viaje, adhiere a los consejos más escuchados.

Post a Comment