Close
k

Projects

Contact

News

Let's connect

Aprendizaje Tag

Entrevista a Sebastián Sabsay Un día, mientras me arrastraba hacia la entrada de mi edificio, escuché una música que me detuvo. No sé cuánto tiempo estuve ahí parada, sintiendo. Alcé la vista intentando descifrar el origen y lo conocí. Estaba componiendo una canción para su hijo por venir. Tocar la guitarra te puede cambiar la vida

¿Cómo fue tu despertar con la música?
Preferí la música en vivo. Toqué en bandas de rock durante mi adolescencia y me fui volcando hacia lo artesanal. Actualmente, hasta la música pop incluye mucha guitarra acústica y ukelele.
¿Cuál es tu método para la enseñanza?
Se basa en la motivación. Les explico a mis alumnos que sólo van a tocar bien si practican, y cuando comprenden eso se alzan las barreras, es la única forma de empujarse para mejorar. El progreso sabe ser muy adictivo. Indagamos en los diferentes estilos y luego son ellos los que eligen dónde posarse. El modo es el juego. Nuestro idioma es uno de los pocos donde se dice tocar un instrumento, en la mayoría se dice jugar. Y así es. Vivo la docencia como un artista; aprendo y enseño desde allí: entregando lo mejor de mí, y eso espero de mis alumnos. Crear desde lo inexplicable, eso que también se llama inspiración.
¿Por qué tantos desisten?
Son pocos los casos. A veces es el miedo camuflado como falta de ganas o enojo, y ese mal instalado que se llama necesidad de satisfacción inmediata. La falta de tolerancia a la frustración debe trabajarse, sino estamos en el horno. La potencia de la juventud bien canalizada es tremendamente productiva. Insisto en captar el emergente, lo que entre líneas ansían y les explico que eso va a suceder cuando acumulen horas de tocar. Soy más amigo de la disciplina que de la rutina, y eso varía según el modo en que lo perciban. Muchos se inclinan por la guitarra eléctrica. Ver a niños y adolescentes aprendiendo solos de Pink Floyd, AC/DC, Los Beatles o Soda Stereo es algo que cuando yo tenía su edad no era tan común. Juego + constancia = disciplina. Como generalmente las canciones tienen letras, agregamos la voz, porque en el fondo cuando uno hace música busca cantar, soltar el alma. Tocar la guitarra te puede cambiar la vida
¿Qué cambios se empiezan a notar?
Enseguida hay un cambio de actitud, porque estimula la actividad cerebral y mejora las habilidades del lenguaje, memoria (o inteligencia espacial), y despierta la creatividad. Aumenta la confianza, lo imposible se torna posible, mejora la concentración y nos conecta mejor con las personas. Los chicos que tienen problemas de conducta cambian el switch. Los padres agradecidos, porque si bien “al libro” lo conocemos todos, los resultados saltan a la vista. Aspiro a detonar la pasión en cada para persona y eso te cambia la vida. La guitarra tiene una gran ventaja sobre otros instrumentos. Es liviana (el ukele mucho más) y produce un sonido único, porque al estar entre ambos brazos las vibraciones van directo al corazón. Lo que más me gusta es que los alumnos progresen y disfruten del camino que se recorre a través de las cuerdas. Terminar una clase o simplemente una canción y ver los ojos brillando de felicidad en la cara es un lujo.

Por Mate Ayerza

CONTACTO: IG: @sebastian_sabsay FB: Sebastian Jose Sabsay 15 - 53323516