Close
k

Projects

Contact

News

Let's connect

No vayas lejos

Por el rabino Baruj Hagman, director de J.C.C. Jabad Nordelta

El cuerpo humano es muy sabio y parte de esa sabiduría consiste en que nos envía señales claras cuando es necesario realizar algún cambio. Nuestro cuerpo nos avisa cuando estamos necesitados de calcio o nos falta más hierro. Similarmente, el cuerpo nos informa que debemos realizar ejercicio físico, beber más líquido, descansar más horas y muchas cosas más. Así como el cuerpo nos mantiene anuentes a los cambios físicos que debemos implementar, asimismo ocurre en el ámbito de lo espiritual.
La forma en que el espíritu nos avisa que debemos realizar cierto cambio es a través de la inconformidad inexplicable que sentimos. Ese vacío injustificado nos señala que algo no está bien con nuestra manera de vivir la vida, que debemos cambiar.
Sin embargo, el error que cometemos es que asumimos que ese cambio debe ser algo radical. Un cambio de pareja, de comunidad, o de país. Creemos que se requiere de una decisión extrema, de ir lejos para encontrar esa plenitud que tanta falta nos hace. Pero la realidad es que un cambio auténtico no consiste en cambiar aquello que nos rodea, sino en cambiar desde adentro. Si deseamos hallar esa plenitud, debemos reencontrarnos con nuestro ser interior.
Se cuenta la anécdota de un hombre que meditaba profundamente acerca de cómo encontrar un tesoro escondido en un lejano lugar, cuando de repente un gran sabio se le acercó y le dijo: “¿Para qué buscas tan lejos? ¡Exactamente debajo del lugar en el que estás sentado se oculta un inmenso tesoro!”. Esa es la verdad: el tesoro está en nuestro interior. Si aprendemos a vincularnos con nuestro verdadero ser y a trascender la dimensión superficial que gobierna nuestra vida, entonces, en efecto, descubrimos que estamos sentados justo encima de nuestra felicidad.

Adaptado por Moisés Waisberg

CONTACTO
info@jccnordelta.com
bhagman@gmail.com

Post a Comment