Close
k

Projects

Contact

News

Let's connect

Miedo: solo un sentimiento

La interpretación que realizamos sobre un hecho, genera una emoción que nos predispone para ciertas acciones asociadas a ese sentimiento: desde el miedo vamos a estar predispuestos para escondernos o huir, pero nos va a costar mucho bailar espontáneamente.
Una emoción define un espacio de acciones posibles. La emoción pertenece al observador, no al hecho, que es neutro.
En cierta proporción nos cuida, como primera señal de alerta, nos dice que veamos a los costados antes de cruzar la calle y en proporciones mayores nos limita, impide desarrollarnos, boicotea desafíos, nos aleja de nuestros deseos, con el miedo podemos cumplir, pero no nos comprometemos.

El miedo evita que continuemos de muchas maneras, sutilmente nos dice que estamos equivocados, que no es para nosotros, actúa desde el pesimismo carcomiendo nuestra confianza. Le agrega al hecho vestuario algo de escenografía hasta convertirlo en un gigante invencible, si esto no alcanza intenta convencernos que probablemente nos estemos volviendo locos y en última instancia aparece la sensación de final, de muerte, como en los ataques de pánico.
Reconocer al miedo como el resultado de una interpretación personal del hecho es la clave para poder abordarlo. A veces los miedos son fundados y otras (opino que la mayoría) no. ¿por que una araña a Juan le produce miedo hasta alejarse corriendo y a Pedro nada?
¿Con qué interpretamos? Con lo que estamos siendo, con lo que aprendimos, creemos, con todas nuestras experiencias y en forma automática, no tomamos conciencia de todo lo que pensamos y creemos.

Para comenzar a desarticular miedos y que no se transformen en limitantes, o se mantengan en el tiempo creando un estado de ánimo, es muy importante distinguirlo, reconocerlo, abrazarlo y poder conversar sobre nuestro miedo, exteriorizarlo. Cuando el miedo nos paraliza lo empoderamos y al hablar de él, lo debilitamos.
Luego nos enfocamos en encontrar fundamentos de ese miedo, a veces con sólo fundarlos alcanza para desactivarlos y otras requiere de un camino más largo, de observación, introspección y reflexión que es lo que hacemos en las conversaciones de coaching:
Observamos cómo observamos lo que observamos, enjuiciamos nuestros juicios, nuestras creencias, nos cuestionamos y reflexionamos sobre nuestras metas, sobre lo que queremos en nuestras vidas, fundamos nuevos juicios, generamos una nueva mirada con una nueva interpretación que desencadena otra emoción que nos permite diferentes acciones posibilitadoras que nos acerquen al resultado que queremos obtener.
Todos tenemos miedo, aunque no queramos. Y todos podemos abordarlos si queremos.
 

Juan Martin Barbich

Coach Ontológico Profesional.

Mentor Coach.

CONTACTO:
Boulevard del mirador 220, Nordelta, Studios I,108
FB: JuanMartinBarbich
IG: @juanbarbich
11-3569 9403

Post a Comment