Close
k

Projects

Contact

News

Let's connect

Made In Chola

Natalia Daphne nos cuenta cómo junto a Nahuel Borges comenzaron Made In Chola, su compañia de sombreros, en Bolivia y Argentina. Con el foco en la calidad y la historia, el resultado es una gama de productos de distintos colores, formas y materiales, ideales para los amantes de estos accesorios.

Made In Chola

Natalia Daphne, dueña de Made In Chola.

¿Cómo empezó el proyecto?

Se lo propuse a mi novio y socio, Nahuel Borges, ya que vi que era una tendencia en Europa y lo iba a ser acá también, porque Argentina se rige mucho por la moda europea. Con la cultura que tenemos en Bolivia y el norte de Argentina del uso de sombreros para el campo y demás trabajos, pensé que podíamos aprovechar y cambiar un poco el mercado, que en ese momento tenía sombreros más industrializados.

¿Qué representa Made In Chola?

Yo soy de Bolivia, y en ese momento estábamos pasando por un tema social en el país, donde se había prohibido el uso de la palabra “chola” porque se utilizaba de manera despectiva. Para contrarrestarlo y recuperar el origen del término, el cual se refiere a la mujer indígena, decidí que ese fuera el nombre de la marca. Mi objetivo fue transformar la dirección hacia dónde va la palabra y cómo la gente la usa, cambiar la mirada y recordar que detrás de ella hay personas, mujeres y las raíces de una cultura.

Made In Chola

¿Qué significa el nombre?

Made In Chola es como decir en inglés “hecho en chola” o “hecho por chola” pero mal escrito. Bolivia y Argentina se rigen mucho por Estados Unidos, todo el mundo quiere hablar inglés, pero al final, nuestra cultura y nuestras tradiciones pasan por otro lado: Sudamérica, ser latinos, hablar castellano. Por eso, el objetivo fue satirizar esta idea con una oración mal construida.

¿Cuál es su misión y visión?

El sombrero se usa en el campo, entonces la misión fue volver a empoderar todo su trabajo artesanal y en cierto punto ancestral, de dónde viene, dónde se hace y darle valor al proceso. Desde que empezamos y hasta ahora, trabajamos con familias artesanas, y queremos rescatar ese origen, las raíces, lo que básicamente teníamos y estábamos perdiendo por enfocarnos en otra cosa.

Made In Chola

¿Cómo es el proceso de producción de los sombreros?

Es muy interesante, y bastante complejo. Es loco cómo la gente tiene acceso a un producto terminado y se pierde el valor del proceso que está detrás, que conlleva muchas manos, trabajo, energía y precisión.

Trabajamos 100% con lana de oveja. El material viene de fábrica con forma de campana, y una vez que la tenemos, se pasa por un engomado que se hace de acuerdo a dónde vaya a dirigirse: para los sombreros de campo es más duro, ya que pueden sufrir caídas o accidentes, entonces tienen otro tipo de rigidez. Los que son para ciudad tienen un engomado más ligero y cómodo para el calce de la cabeza.

Luego de que seque la goma, se pasa a echarle vapor; una vez que está humedecido se le pone una horma o molde para darle la forma final al modelo. El corte del ala se hace planchándolo y repasándolo con un pañito de tela caliente, y finalmente se le ponen los últimos detalles como el tafilete (la parte interior que toca la cabeza) y la etiqueta. El resto es el packaging.

¿Dónde encuentran inspiración para crear sus diseños?

Nos inspiramos mucho en los modelos del campo, que son más clásicos, pero alteramos ciertas cosas como el color, la altura y el tamaño. Queremos mantener rasgos de la cultura pero con una vuelta más fashionista, más usable en el mundo de la moda. Cuando hacemos colaboraciones con otras marcas o nos invitan a participar en un desfile, podemos explayarnos. Generalmente no hacemos esto ya que tenemos que apuntar a algo más ponible. Usar un sombrero ya es jugado, entonces modificarlo o alterarlo demasiado exagera este accesorio que es tan poderoso y la gente no se anima a usarlo.

Made In Chola

¿A qué público apuntan?

Cuando empezamos decidimos apuntar como primer público a artistas, diseñadores, personas con una personalidad más abierta, extrovertida, que les gusta llamar la atención. Un sombrero es llamativo, y al manejar los colores que usamos, más aún.

Emilia Chávez

CONTACTO:

Instagram: @madeinchola

Web: www.madeinchola.com

Post a Comment