Close
k

Projects

Contact

News

Let's connect

Llená una Botella de Amor: un modelo de reciclaje que une a los jóvenes

Llená una Botella de Amor: un modelo de reciclaje que une a los jóvenes

Cada vez son más los jóvenes que se suman como voluntarios en Fundación Llena una Botella de Amor, una entidad sin fines de lucro que busca aprovechar los denominados plásticos de un solo uso para disminuir la contaminación. Esta entidad nos invita a llenar botellas de plástico con envoltorios y bolsas para llevarlas a los puntos de acopio, para que luego la empresa Ecoconciencia Argentina fabrique muebles de “madera plástica” para ser donados.

Llená una Botella de Amor: un modelo de reciclaje que une a los jóvenes

Llená una Botella de Amor: un modelo de reciclaje que une a los jóvenes

En el último tiempo, se ha vuelto más frecuente encontrarnos con historias de Instagram que muestran una gran cantidad de botellas apiladas y con basura compacta en su interior. En este caso, y para muchos otros proyectos del estilo, esta red social se ha convertido en una plataforma de difusión fundamental para contagiar su entusiasmo y reunir a más personas a una noble causa.

Cómo empezar en casa

Llená una Botella de Amor: un modelo de reciclaje que une a los jóvenes

Es muy probable que en tu hogar ya separen los residuos reciclables, y si no lo hacen, esta es una oportunidad ideal para empezar a aportar tu granito de arena en conjunto con tu familia. El hecho de ir llenando las botellas de a una, permite visualizar y concientizar acerca de la cantidad de residuo que producimos, y que, en muchos casos, podría ser evitable o reemplazable con otros materiales más ecológicos. La clave consiste en ir incorporando con constancia y perseverancia pequeñas acciones en nuestro repertorio habitual, que sin lugar a duda, irá modificando la visión que tenemos sobre el mundo.

Pasos para el armado y la entrega de la botella de amor

Llená una Botella de Amor: un modelo de reciclaje que une a los jóvenes

Cómo armar una botella de amor

Paso 1: Limpiar con agua y detergente una botella de plástico vacía que servirá como contenedor de los desechos.

Paso 2: Separar los plásticos de un solo uso, son aquellos que pasan a ser basura inmediatamente después de su consumo. Algunos ejemplos: sorbetes; bolsas; sachets; pack de fideos; tapa de vasos; films. También, podés meter paquetes de snacks, filtros de café, cápsulas.

Paso 3: Llenar la botella con la basura plástica asegurándose que quede compacta en su interior, es decir, sin espacios de aire. Para ello, podés ayudarte con una cuchara, o algún elemento alargado para compactar los desechos.

Paso 4: Una vez que la botella esté llena, acércate al punto de recolección de “Llena una botella de Amor Argentina”.

Paso 5: Las botellas se redistribuyen a la empresa Econciencia Argentina, donde fabrican objetos con plástico reciclado, tales como: mesas, juegos de plaza, macetas y puertas.

Qué tipo de basura NO hay que poner dentro de la botella: todo lo que NO sea plástico, como envoltorios de papel, metales, envases de cartón, pilas, basura orgánica, telas, globos, entre otros.

No confundir las “Botellas de Amor” con los “Ecoladrillos”

Los ecoladrillos son otra alternativa que tenemos para reducir la contaminación producida por los desechos de plástico, pero a diferencia de las “botellas de amor”, las primeras reutilizan todo tipo de materiales para construir paredes, cuchas de perro, bancos, entre otras cosas.

Puntos de acopio

A continuación, les compartimos la ubicación de los puntos de acopio distribuidos a lo largo del país para que puedas dejar tus “botellas de amor” en el siguiente enlace: bit.do/puntosdeacopio.

En medio del contexto del coronavirus, los centros de entrega de Zona Norte se encuentran cerrados, por eso te recomendamos que almacenes tus botellas hasta su reapertura, o si no, acercarte al punto localizado en el Hipódromo de San Isidro que permanece abierto.

En menos de dos años, se han recuperado 100.000 toneladas de plástico gracias a la recolección de 75.000 botellas que fueron donadas por los voluntarios. Los mismo utilizan principalmente las redes sociales para comunicar su accionar, pero también dan charlas en los colegios para acercarles la propuesta a los más jóvenes.

Llená una Botella de Amor: un modelo de reciclaje que une a los jóvenes

Catalina Mirás

Otras notas: 

Juan Miceli: el punto medio entre dos pasiones, la jardinería y el periodismo

Post a Comment