Close
k

Projects

Contact

News

Let's connect

Las contracturas musculares, un daño colateral de la cuarentena

Las contracturas musculares, un daño colateral de la cuarentena

La cuarentena decretada a raíz de la pandemia del coronavirus fue una medida drástica para reducir la cantidad de contagios. A esta altura, claro está que, más allá de su impacto en la economía, produce efectos negativos para el bienestar físico y psicológico de las personas.

Por un lado, el encierro reduce la movilidad física que realizamos al desplazarnos de lugar en lugar. Por el otro, el teletrabajo y la educación a distancia han aumentado la carga horaria dedicada a los dispositivos electrónicos. Estos dos factores confluyen y nos vuelven más proclives a sufrir contracturas musculares.

Las contracturas musculares, un daño colateral de la cuarentena

El licenciado Eduardo Latosinki, kinesiólogo, fisiatra y osteópata, señala como principales causas “la quietud, y las posturas repetitivas, forzadas y mantenidas por largo tiempo”, expresó en una entrevista con el diario Clarín. El sujetar el teléfono con la oreja y el hombro, estudiar con la cabeza muy erguida, y mirar el celular durante todo el día, son algunos ejemplos de acciones que contribuyen a los dolores físicos.

Además, destaca la influencia que ejercen las emociones a la hora de contracturar nuestro cuerpo. Los profesionales de la salud y diversos estudios registran un incremento en problemas como el insomnio, la ansiedad, y el estrés, como consecuencia del aislamiento. Ante estas situaciones de tensión, el cuerpo libera una serie de elementos químicos que llevan al músculo a un estado de contracción mantenida.

Sin embargo, el licenciado Latosinki ofrece los siguientes consejos para evitar o reducir los dolores musculares.

  • Realizar una entrada en calor para preparar el músculo antes de realizar algún esfuerzo u actividad.
  • Hacer estiramientos antes, después y durante las actividades laborales para mejorar la flexibilidad muscular y facilitar la recuperación del músculo tras la actividad.
  • Evitar posturas incorrectas durante un período de tiempo sostenido.
  • Para tratar una contractura, sugiere consultar con un médico especialista para que le recete medicamentos, miorrelajantes y antiinflamatorios. Mientras tanto, para alivianar el dolor recomienda aplicar calor, ya sea con una almohadilla eléctrica, bolsas de semillas, o el chorro de agua caliente”.

Los soportes: una solución para mejorar la postura corporal

De algo que podemos estar seguros es que el teletrabajo es una nueva modalidad que ha llegado para quedarse. Cuando se transforman espacios de la vida privada en lugares de actividad laboral, corremos el riesgo de que la jornada de trabajo se extienda al punto de volverse contraproducente para nuestro bienestar, causando agotamiento, fatiga ocular y contracturas musculares.

A raíz de esto, son diversos los emprendedores que fueron capaces de percibir esta problemática y decidieron lanzarse al mercado con un producto que ayudara a impedir los problemas posturales. La idea se basó en armar un soporte para levantar la computadora a la altura de los ojos, y así, evitar el dolor o malestar muscular. Fabricados con madera reciclada, y con distintos diseños, se han convertido en una solución sencilla, práctica y ecológica para mejorar nuestra postura corporal a la hora de trabajar o estudiar.

Vato Soportes es un emprendimiento que nació en medio de la pandemia y que se dedica a vender específicamente este producto. “La idea surgió durante la cuarentena, terminaba todos los días de trabajar con mucho dolor de cuello y espalda. Así fue como, con material que tenía en casa, diseñé y me armé un soporte personal”, expresa su fundador. “Un día pintándolo, nos dimos cuenta de que es un producto súper necesario dado el contexto que estamos viviendo con la cuarentena y el teletrabajo, y que esta muy bueno tener un soporte que te ayude con la postura y los dolores y que también tenga un diseño personal”. A su vez, reconoció haber tenido más repercusión de lo esperado.

Las contracturas musculares, un daño colateral de la cuarentena

Foto: Vato soportes.

Huellas es una propuesta innovadora creada por Fransisco Galeazzi, que crea contenido fotográfico y audiovisual documentando las historias de distintas personas, organizaciones o entidades que ayudan a los que más lo necesitan. Recientemente, lanzaron una tienda online que ofrece distintos productos que envuelvan contar una historia, y los stands o soportes fueron uno de ellos. “Salió la idea de buscar que las personas estén más cómodas a la hora de sentarse a contar una historia. Sacamos estos stands para invitar a todos a animarse a sentarse frente a la computadora y editar, escribir, entre otras cosas. Se vienen otros productos también”, escriben desde la productora. Cabe destacar, que el 100% de la compra es destinada para que chicos en situaciones vulnerables puedan aprender fotografía.

Estos emprendimientos, y tantos más, ponen en evidencia que el confinamiento no sólo ha creado nuevas necesidades, sino que también ha acentuado otras que se encontraban insatisfechas hace mucho tiempo. En tiempos donde la vida social y laboral se paralizan, surgen espacios libres que habilitan a las personas a utilizar su creatividad para idear posibles alternativas y cubrir una necesidad.

Por: Catalina Mirás

Otras notas: 

Vida saludable. Ideas y rutinas para entrenar en familia 

 

 

Post a Comment