Close
k

Projects

Contact

News

Let's connect

Doctor Sleep: el pasado acecha de una nueva manera

Por Emilia Chávez

The Shining es considerada parte de la cultura general del cine. Se encuentra en los tops 10 de películas de culto, terror, psicológicas y otras innumerables listas más. Su legado no sólo son las referencias a determinadas escenas – como las gemelas en el pasillo o el hachazo en la puerta -, sino que dio pie a otras maneras de hacer cine y, sobre todo, suspenso.

Stanley Kubrick se basó en el libro homónimo de Stephen King, mejor conocido como el maestro del terror literario. La trama cuenta (en ambos el libro y la película) la historia de una familia integrada por Jack padre, Wendy madre y Danny hijo, quienes se mudan al Hotel Overlook, ubicado en las montañas nevadas de Colorado, ya que Jack consigue un trabajo allí como cuidador durante el invierno.

La soledad y el silencio parecen generar efectos contraproducentes en los personajes, los cuales poco a poco se ven involucrados en situaciones más fuera de lo común, acompañados de visiones y violencia.

Esta vez, Doctor Sleep muestra a un Danny adulto, con algunos de los problemas que sufría su padre (alcoholismo, por ejemplo) y sin un rumbo para su vida. Pero su supervivencia basada en excesos y malas decisiones se ve alterada cuando encuentra a Abra, una niña que tiene el mismo poder de “resplandor” que él. Juntos deben enfrentarse a un culto que se alimenta de la esencia de las personas que tienen los mismos poderes psíquicos.

El reparto está compuesto por el siempre destacado Ewan McGregor como Danny, Rebecca Ferguson como la villana principal y una impresionante actuación de Kyliegh Curran como Abra, quien le da a la película un aire interesante y  atrapante con su participación.

El film logra unificar el argumento de la obra de King con las imágenes más impactantes del Shining de Kubrick, consiguiendo contar una historia atrapante que trae recuerdos de épocas pasadas. Aunque puede no ser considerada una película de terror en sí, la psicología de los personajes y la escenografía macabra del Hotel Overlook envuelven al espectador y llaman su atención durante todo el largometraje, con una atmósfera de suspenso constante.

Otro dato por destacar es la utilización de infrasonidos (un claro ejemplo de éstos se muestra en Irreversible de Gaspar Noé, 2002), que crean un estado de desorientación, incertidumbre y ansiedad en las escenas más importantes.

Doctor Sleep rinde honor a estas dos magníficas obras de genios del cine y la literatura, y les da un cierre que abre aun más la imaginación.

Post a Comment