Close
k

Projects

Contact

News

Let's connect

Opinión

Por Juan Martin Barbich, Coach Ontológico Profesional

     

Si le preguntamos a diferentes personas: “¿qué quieren de la vida?”, la primera respuesta en general es algo material: “mucho dinero”. Si repreguntamos y damos unos segundos de reflexión, la mayoría coincide en que solo quieren ser felices.

Miedo a ser felices

Si uno de nuestros mayores anhelos como seres humanos es ser felices, aceptar la posibilidad de poder serlo tendría que ser un proceso sencillo, automático, natural y sereno. Sin embargo, al momento de reconocer que estamos siendo felices… podemos sentir miedo.

La tristeza, el enojo, el miedo, son “fáciles”, obvios y parecen mas normales y fundamentados en nuestra cultura. Somos genios buscando complicaciones, culpables y problemas que nos desesperan, el miedo esta siempre con nosotros alertándonos para estar prevenidos en este “mundo hostil que nos toco vivir”. ¡Boicoteamos nuestro propio bienestar!

Es cuestión de CREENCIAS: En un trabajo publicado en 2013 en el Journal of Cross-cultural Psychology, el estudio afirma que la creencia “disfrutar mucho y pasarlo muy bien provoca desgracias” es fiable en catorce culturas existentes en diferentes lugares del mundo. Esto significa que, al tomar esa declaración como una afirmación y traspasarla de generación en generación, creamos esa realidad, limitando nuestro desarrollo e impidiendo alcanzar lo que queremos - SI LO CREO, LO CREO -

Miedo a ser felices

El no conectar con la felicidad es un obstáculo para nuestro bienestar y por lo tanto para nuestra salud. A continuación, transcribí una serie de frases populares, usadas por mucho tiempo en nuestra cultura occidental: “lo bueno dura poco”, “si me siento bien bajo la guardia”, “la felicidad es frívola”, “lo que hace feliz puede ser arrebatado”, “las desgracias no vienen solas”, “la vida es un valle de lagrimas…”

¿Cómo abordamos esta situación, desde la ontología? Parando, distinguiendo y cuestionando a través de las preguntas: ¿para qué me sirve lo que creo? ¿qué posibilidades me brinda? ¿puedo comprobar que sea así? ¿cuál es la fuente?, por ejemplo.

Nuestras creencias son en su mayoría ejercidas en forma automática, abriéndonos o cerrándonos opciones en nuestra vida. La buena noticia es que tenemos el poder para desarticular las creencias limitantes y generar las propias, ésas que nos permitan producir un contexto fértil para alcanzar lo que queremos: ser felices.

[caption id="attachment_10358" align="aligncenter" width="643"]Miedo a ser felices Foto: Bruce Mars.[/caption] CONTACTO: Juan Martin Barbich 549 11 3569 9403 Coach Ontológico Profesional @juanbarbich Mentor Coach coach@juanmbarbich.com Boulevard del mirador 220 , STUDIOS I , 108 , Nordelta