Close
k

Projects

Contact

News

Let's connect

22 de abril: Día Mundial de la Madre Tierra

El 22 de abril se celebra mundialmente el día de la Tierra. Este año, además es el 50º aniversario, impuesto en 1970 por el senador estadounidense Gaylord Nelson. Este día se conmemora para crear una conciencia común a los problemas de la sobrepoblación, la producción de contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales para proteger la Tierra.

22 de abril: Día Mundial de la Madre Tierra

FOTOGRAFÍA DE DAVID DOUBILET

En 2009, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 22 de abril como Día Internacional de la Madre Tierra. Al hacerlo, los Estados miembros reconocieron que la Tierra y sus ecosistemas son nuestro hogar común. Expresaron su convicción de que es necesario promover la Armonía con la Naturaleza para lograr un equilibrio justo entre las necesidades económicas, sociales y ambientales del presente y de las futuras generaciones.

El cambio climático, los cambios provocados por el hombre en la naturaleza y los crímenes que perturban la biodiversidad (la deforestación, el cambio de uso del suelo, la producción agrícola y ganadera intensiva o el creciente comercio ilegal de vida silvestre) pueden aumentar el contacto y la transmisión de enfermedades infecciosas de animales a humanos (enfermedades zoonóticas).

22 de abril: Día Mundial de la Madre Tierra

FOTOGRAFÍA DE STEVE WINTER

¿Qué pasa hoy?

Se sabe que el coronavirus ha generado, de alguna manera, un impacto positivo en la Tierra. Ya sea a través de la mejora de la calidad del aire o la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Pero debemos entender que esto es sólo algo temporal, ya que se debe a la desaceleración productiva y económica que hay en el momento.

La Asamblea General de la ONU reconoció que el agotamiento de los recursos naturales en el mundo y la rápida degradación ambiental son el resultado de patrones de consumo y producción insostenibles que han tenido consecuencias adversas tanto para la Tierra como para la salud y el bienestar general de la humanidad. La comunidad científica tiene pruebas fehacientes de que nuestra forma de vida actual, sobre todo nuestros patrones de consumo y producción, afectó gravemente la capacidad de carga de la Tierra.

22 de abril: Día Mundial de la Madre Tierra

FOTOGRAFÍA DE DIANE COOK Y LEN JENSHEL

Los cambios en la biodiversidad perjudican el funcionamiento de los ecosistemas y pueden ocasionar alteraciones importantes de los bienes y servicios que estos proporcionan. Los vínculos entre la salud y la biodiversidad incluyen posibles impactos en la nutrición, la investigación sanitaria y la medicina tradicional, la generación de nuevas enfermedades infecciosas y cambios significativos en la distribución de plantas, patógenos, animales e incluso asentamientos humanos, algo que puede ser alentado debido al cambio climático.

¿Qué podemos hacer?

Diseñar un nuevo mundo requerirá una nueva relación con la Tierra y con la propia existencia de la humanidad. Según datos de la ONU, para fines de 2020 las emisiones globales de carbono deben disminuir 7,6% y continuar disminuyendo en esa misma proporción cada año durante la próxima década para que podamos mantener el calentamiento global por debajo de 1,5˚C a fines de siglo, según el Informe sobre la Brecha de Emisiones 2019 del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Este informe gráfico explica las consecuencias.

Día de la Tierra

FOTOGRAFÍA DE ANNIE GRIFFITHS

Comprometerse con las ideas promovidas desde la plataforma Día de la Tierra supone realizar cambios empezando por uno, y educar a los amigos y familiares sobre el calentamiento global y sus consecuencias.

Algunas pequeñas acciones que pueden ayudar a frenar el cambio climático, aunque parezcan insignificantes:
  • Cambiar de lámparas incandescentes a lámparas de bajo consumo.
  • Conversar acerca de los beneficios de las energías renovables, y lo malas que son las energías fósiles para nuestro mundo.
  • Desconectar, por un día, la conexión a Internet y gastar menos electricidad.
  • Enseñar a los niños a apreciar y a cuidar a la naturaleza y sobre la importancia de la biodiversidad.
  • Reciclar, y alentar a amigos y conocidos a que también lo hagan.
  • No utilizar bolsas de plástico, y si se tienen que usar, reciclarlas. Optar por bolsas reutilizables.
  • Calcular tu huella de Carbono. Con la ayuda de un calculador de carbono podrás conocer cuál es tu contribución personal al calentamiento global y de este modo, reducir tu propia contaminación.
  • Practica algún deporte. Esto te mantendrá en conexión con la Tierra, mientras te ponés en forma.
  • Cambiar tus productos de limpieza (que cuentan con un buen número de componentes químicos) y empezar a hacer tus propios.
  • Intentar nuevos hábitos en nuestra alimentación, como dejar de comer carne y otros derivados, así como alimentos procesados.

Hagamos que todos los días sean el día de la Tierra.

Emilia Chávez

Post a Comment