Close
k

Projects

Contact

News

Let's connect

10 ideas para divertirte con los chicos puertas adentro

10 ideas para divertirte con los chicos puertas adentro

10 ideas para divertirte con los chicos puertas adentro

La creatividad en estos tiempos es la lámpara mágica. Crear una jornada que pueda contener a los chicos puede ser, indudablemente, una propuesta exitosa. Aquí les dejamos una ruta de ideas:

10 ideas para divertirte con los chicos puertas adentro

10 ideas para divertirte con los chicos puertas adentro

Arrancar de noche

Colchones al living, una sábana que funcione de carpa, un par de sillas que la sostengan en alto. Linternas, cuentos o una película de terror, y mucho mejor si hay bolsas de dormir. 

Si hay un hogar, hacer algo al fuego (unas salchichas, tostar trozos de pan y, para los muy, muy atrevidos, dorar malvaviscos). También se puede aprovechar el hogar para cantar algunas canciones típicas de fogón. Todo lo que nos lleve a dormir a la madrugada funciona. 

Para cuando los ojos se empiezan a cerrar, ya todos en su sitio, listos para el primer ronquido, el último desafío puede ser un relato que nos deje a todos en las manos de Morfeo.

Búsqueda del tesoro

Que el regalo no sea tan sencillo de encontrar puede ponerle un poco de atractivo a la jornada. En lugar del estilo “frío, tibio, caliente”, se puede planear una búsqueda real, donde se vayan encontrando pistas. Una vuelta de tuerca se puede hacer con un clásico envoltorio que en verdad tenga una nueva pista a otro sitio, y así sucesivamente. También se puede armar una trivia que permita, con sus preguntas y respuestas, dilucidar el sitio del escondite. 

Que te enseñen

Juntar saberes puede ser una idea genial para compartir tiempo juntos. TikTok, Spotify o Stop Motion son algunas de las cosas que los chicos ya usan, o quieren usar y sobre las cuales los adultos conocemos poco o nada. Planear un momento donde ellos puedan ayudarnos a abrir una red social, que nos expliquen cómo funciona una app o crear una playlist para usar en los viajes en auto puede ser un encuentro mágico.

Si los que educamos somos los adultos, va a ser sencillo porque la predisposición hacia la tecnología siempre tiene la puerta abierta. Si son ellos los que nos desasnan se sentirán valiosos, empoderados… en un sitio de poder interesante de enseñarles a mamá o a papá. 

Hacer el primer video de TikTok o la primera creación de stop motion aúna saberes de grandes y chicos y será mágico. 

Se come lo que se cocina

10 ideas para divertirte con los chicos puertas adentro

De pizza a asado, de amasar fideos por primera vez a hacer pan… cualquier receta sencilla o más compleja puede ser una buena alternativa. Proponerse una experiencia conjunta en la cocina dejará a todos felices de comer lo que pasó por sus manos. Además, pone en valor la tarea de la cocina a diario y permite vincularse con los alimentos. 

Para los que no se dan mucha maña con estas lides, ofrecemos tres ideas tan sencillas que parecen imposibles:

  • La primera: a fideos tallarines, insertarles, antes de cocinarlos, rodajas de salchichas como si se tratara de brochettes. Hervir como de costumbre, y saldrá un plato mágico.
  • Más con salchichas: untar tapas de empanadas con mostaza, colocar un trocito o feta de queso, enrollarla sobre una salchicha. Al horno hasta dorar. -La última: a una tapa pascualina cortarla en 8 porciones como si se tratara de una pizza. Sobre cada triángulo, colocar un dado o feta de jamón y otra de queso, enrollar desde el borde hacia el centro y dar forma de medialuna. Pincelar con huevo o miel. La versión dulce: optar por una cucharada de dulce de leche repostero.

Torneo de juegos de mesa

Cartas, palitos chinos, generala, 10 mil, TEG, ajedrez, Burako, Pictionary… juntemos todas las opciones que haya en casa. Armemos un campeonato. Pongamos premios y castigos para ganadores y perdedores. Creemos una grilla y partamos el certamen en mañana y tarde. 

La propuesta se puede construir en conjunto donde cada integrante de la familia tenga la alternativa de aportar una sugerencia de juego en la que se sienta más fuerte. El orden de juego se sortea, de modo que se deje a la buena fortuna cómo se compone el recorrido.

Se pueden armar premios y castigos intermedios que tengan que ver con ayudar a alguien o hacer tareas de la casa, todos escondidos en tarjetas dentro de sobres.

Arte en casa

Con un par de ideas sencillas, se pueden crear algunas piezas que, en definitiva, no importa qué tan lindas salgan, sino qué tan bien se pasa el tiempo juntos. Importante: para que haya éxito, hay que tener los materiales previstos, nada peor que llegar al momento de empezar y darse cuenta que falta algo.

La primera alternativa es hacer un cuadro en equipo: haremos un collage. Para ello elegiremos un color de papel de taco (de los que vienen varios tonos) por cada uno y lo cortaremos al estilo papel picado. Sobre un cartón, iremos pegando los papeles como querramos. Cuando esté terminada la obra, se puede colgar en algún sitio de la casa.

Otra opción es: con tres corchos, un palito de brochette, un trozo de 10 cm de cinta o hilo y un cuadrado de papel de 7 x 7 cm armaremos una balsa. Se unen los corchos uno al lado del otro pegándolos entre ellos, y se los sostiene fuertemente atándolos con el hilo. Al cuadrado de papel se lo divide por una diagonal a la mitad y a una de ellas se le coloca pegamento, sobre el doblez de la diagonal se coloca un palito de brochette y se dobla a la mitad. La “vela” se clava sobre uno de los corchos.

Picnic bajo techo

Para hacer del almuerzo familiar algo diferente, podemos planear un brunch. Uno de esos momentos que mezcla el desayuno con el mediodía y reúne platos salados y dulces, en general para comer con la mano o fácilmente. Es preferible contar con algunos elementos que se monten directamente en el picnic, como, por ejemplo, sandwiches. Sería genial llevar termo, vasos de plástico, utensilios, servilletas, aderezos… no dejar detalle librado al azar. Todo ello se puede ir preparando los días previos.

Para ello, planear el menú, despejar un sitio apropiado para lanzar un buen mantel al piso, disponer de almohadones y preparar la canasta en la cocina. Cuando todo está previsto, del mismo modo que cuando partimos en serio, ir al destino prefijado, instalar todos los implementos y dedicarse al banquete ¡Que incluya postre!

Juego familiar

Reconocer cuánto nos conocemos unos a otros en nuestros tics, manías, anécdotas, chistes reiterados, preferencias y relaciones puede ser un estimulante propicio para crear un juego de preguntas y respuestas. 

Cada uno de los participantes crea sus propias tarjetas donde cita un interrogante de sí mismo y las alternativas de respuestas. Para ello se pueden usar tópicos como platos favoritos, colores preferidos, nombre de algún muñeco, mejores amigos, nombres de compañeros de escuela/trabajo, música que escucha, actor o película que más le gusta o indumentaria más vieja que se tiene.

Luego se arma un recorrido al estilo del juego de la Oca y se van resolviendo las preguntas a medida que se va jugando. No solo va a ser divertido, sino que todos terminarán aprendiendo algo sobre los otros.

Como en Halloween

Armar una fiesta de disfraces en casa, pero sin alquilar nada. El objetivo es disponer de algunos maquillajes y del vestuario de todos. Cada uno planeará su disfraz con los recursos de la casa disponibles. Deberán ir pidiendo las prendas prestadas a los respectivos dueños sin revelar el personaje elegido o la temática a abordar.

10 ideas para divertirte con los chicos puertas adentro

Se dispondrá de un encuentro para el almuerzo o la cena (esta última puede ser una buena alternativa para tener la tarde para prepararse) y se reunirán disfrazados en la mesa familiar. Tal vez, si hay muchas ganas, se puede ambientar el espacio también.

Cápsula del tiempo

Estos tiempos han sido complicados. Nos han enfrentado a múltiples emociones y desafíos. Podría ser interesante crear una caja que conserve las experiencias que nos han atravesado.

Para ello habrá que plantear el proyecto durante la semana previa, de modo que cada uno pueda aportar lo suyo. Podrán incluirse cartas, dibujos, envoltorios, trozos, escritos… todo aquello que a cada uno le signifique algo valioso de estos momentos. 

Luego se podrá trabajar en preparar la caja donde se guardará la cápsula. Se incluirá todo dentro y se le dará cierre con la idea de volver a abrirla, por ejemplo, el año siguiente para la misma fecha. 

Por Flavia Tomaello

Otras notas: 

Cocinando con los más chiquitos

 

Vida saludable. Ideas y rutinas para entrenar en familia 

 

Post a Comment